Los mejores toros Brangus también son cordobeses

La cabaña Corral de Guardia (Villa Valeria) se quedó con el premio gran campeón de la raza en la Rural de Palermo. Un ejemplar de La Sultana (Bell Ville) fue elegido reservado gran campeón.

Alejandro Rollán

El buen desempeño que habían tenido las cabañas cordobesas en la jura de las hembras de la raza Brangus en la 131ª Exposición Rural de Palermo se ratificó entre los machos. 

La cabaña Corral de Guardia, ubicada en Villa Valeria, obtuvo el premio gran campeón macho de la raza, mientras que el reservado fue para un ejemplar del establecimiento La Sultana, de Bell Ville.

De esta manera, las cabañas cordobesas se intercambiaron los premios que había obtenido durante la jura de las hembras, donde La Sultana obtuvo el gran campeón y Corral de Guardia el reservado. La elección estuvo a cargo de Martín Zuza y las distinciones fueron entregadas por el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, acompañado por el titular de la Sociedad Rural Argentina, Luis Etchevehere.

Payanquén, el gran campeón macho Brangus de Corral de Guardia. (La Voz)

Características

Payanquén, tal el nombre con que se lo conoce al reproductor de Corral de Guardia, es un toro de tres años nacido en el establecimiento ubicado en Villa Valeria. "Sus padres también son genética de la cabaña y se va a quedar en el centro de inseminación del establecimiento", adelantó a Agrovoz Gastón García, gerente de la cabaña. Con Carandá, la cabaña del sur de Córdoba obtuvo el galardón al tercer mejor toro de la raza.

En sociedad con la firma ganadera paraguaya Viladolce, Brochero es un toro nacido y criado en Bell Ville. "Teníamos la madre en sociedad con la cabaña de Paraguay y este embrión quedó en Córdoba, porque en principio no lo veíamos de calidad. Hoy demostró que es un toro con un alto potencial", reveló Mauricio Groppo, director técnico de La Sultana, en alusión al reservado gran campeón. En la próxima primavera, hermanos enteros de Brochero van a nacer en Paraguay.