Córdoba suma otra cabaña Angus con reproductores de pedigrí

Es el establecimiento de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad Nacional. En julio participará en la Rural de Palermo.

Redacción Agrovoz

El convenio celebrado por la Facultad de Ciencias Agropecuarias (UNC) con la cabaña cordobesa La Sultana, referente nacional de la raza Angus, ya tuvo cría. Los 16 terneros puros de pedigrí nacidos entre septiembre y octubre pasado por transferencia embrionaria, de genética producida en el establecimiento de la familia Groppo, ubicado en Bell Ville, ya están adaptados al campo que la unidad académica tiene en camino a Capilla de los Remedios.

Los cuatro terneros Angus puros de pedigrí de la Facultad de Ciencias Agropecuarias preseleccionados para Palermo. (La Voz).

Primeros terneros

La iniciativa es parte de un acuerdo de vinculación que la Facultad de la universidad nacional de Córdoba firmó hace tres años con la Asociación Argentina de Angus.

De esa primera camada de terneros, una preselección dejó a cuatro en carrera para participar del certamen ganadero en la Exposición Rural de Palermo, en julio próximo. 

“Son dos terneros y dos terneras que están en etapa de recría y que van a ser trasladados a la cabaña La Sultana para su acondicionamiento final. La idea es participar con los cuatro”, indicó a Agrovoz el decano de la facultad Marcelo Conrero, durante la presentación en sociedad de los ejemplares.

Nucleo genético

Con un plantel de 100 vientres y 20 toros puros controlados Angus, la cabaña de la Facultad de Ciencias Agropecuarias funciona desde 1994. Históricamente, el establecimiento ha participado en exposiciones en la provincia y en la provisión de toros para rodeos comerciales. Durante 2017 tiene pensado participar de las exposiciones de Jesús María y Deán Funes con reproductores puros controlados.

Alumnos de Ciencias Agropecuarias participan en la cría de reproductores controlados en la cabaña de la UNC. (La Voz)

Pata académica

A partir del acuerdo con la asociación de angus y con la cabaña La Sultana, la cabaña adoptará un doble perfil productivo y académico.

"Por el lado académico, la cabaña de la universidad nunca había realizado un transferencia embrionaria y queríamos que los alumnos de la facultad conocieran la técnica reproductiva que hoy aporta un alto valor genético a los rodeos. Desde el punto de vista productivo, aprovecharemos también el desarrollo para poder vender en un futuro embriones o reproductores de pedigrí", explicó María Guadalupe Roldán, docente de la cátedra de Mejoramiento animal y directora del Programa de Prácticas.

Desde hace dos años, dentro de la cátedra de Mejoramiento Animal funciona un programa de iniciación profesional con un seguimiento de las tareas a campo en la cabaña. Con un seguimiento semanal, un grupo de 35 alumnos de diferentes años de la facultad realizan prácticas ganaderas como parte de un contenido extracurricular