Adelantar servicios, estrategia para escapar a los calores

Ignacio Iriarte

Un administrador de campos de la provincia de Buenos Aires contó recientemente en un seminario que en los establecimientos de cría que él dirigía habían adelantado el servicio 15 días el año pasado y lo anticiparán otros 15 días este año. La idea es escapar a las olas de calor que recurrentemente afectan a esta región en diciembre y en enero, y que determinan una caída muy fuerte en la ocurrencia de celos y en la preñez en esos meses críticos.

Aun con la vaca en un buen estado corporal y sin la presencia de venéreas, hace años que esos establecimientos han perdido entre tres y cinco puntos de tasa de preñez, siendo la única explicación de esa merma los efectos del calor y la humedad sobre las vacas británicas entre el 15 de diciembre y el 15 de enero.

Cuando se hace el tacto, se verifica que la preñez se concentra en los primeros 45-60 días de servicio, antes de los grandes calores; luego hay un espacio vacío, que corresponde a la falta de celo –o a la mortalidad embrionaria– por los fuertes calores y luego una preñez cola. Entre hacer parir las vacas temprano, que tiene también su costo, y hacerlas parir tarde y exponerlas al calor, se prefirió lo primero. La mayoría de los campos en esa zona, que mantienen altos índices de preñez (90-93 por ciento) tienen la parición y el servicio adelantados por lo menos un mes con respecto a los que han venido atrasando el servicio y tienen los toros en el rodeo en enero.

Estados Unidos

Según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (Usda), en 2016, 13 plantas bajo inspección federal faenaron 17,4 millones de cabezas, con un promedio estimado por planta de unas cinco mil cabezas por día hábil (concentran el 58 por ciento de la faena bajo inspección federal). Si se le agregan las seis plantas que mataron 3,5 millones de cabezas y las 11 plantas que mataron 4,7 millones de cabezas el año pasado, se advierte que 30 plantas faenaron 25,6 millones de cabezas, el 85 por ciento de la faena bajo inspección federal.

Dentro de las 13 plantas más importantes, hay varias que matan más de seis mil cabezas diarias. En el otro extremo, hay 471 mataderos que faenan 155.400 cabezas anuales, sólo el 0,5 por ciento de la faena federal. En la Argentina, hay una sola planta que en mayo se acercó a las dos mil cabezas diarias, y dos plantas que matan unas 1.200/1.400 cabezas al día. Buena parte de las plantas restantes, tanto de exportación como de consumo, faena entre 500 y 700 cabezas diarias. La planta de Florida (Uruguay), que compró recientemente la empresa japonesa NH Foods, está preparada para matar dos mil reses diarias.

Sustitutos

Ante las dificultades para exportar, casi todo el aumento marginal en la producción de carne vacuna, aviar y porcina va a parar al consumo local. En lo que va del año, se consumen tres kilos más de pollo, dos kilos más de cerdo y tres-cuatro kilos más de vacuno. La sumatoria resulta unos 121-123 kilos per cápita, récord a nivel mundial, inclusive superando el nivel de ingesta de los Estados Unidos.

Europa

Según datos oficiales de la Unión Europea, este bloque en los primeros cuatro meses de 2017 importó 35.319 toneladas de carne vacuna de Brasil, lo que significa una caída del 29 por ciento con respecto a los cuatro primeros meses del año pasado. En el mismo lapso, Argentina exportó a la UE 20.883 toneladas, lo que significa una suba del 49 por ciento.