El norte de Córdoba también sufre por las lluvias

En la zona de Obispo Trejo, en el departamento Río Primero, hay muchos campos anegados y la mayoría de los caminos intransitables, con numerosos vados rotos.

Favio Ré

La zona rural que rodea a Obispo Trejo, al norte del departamento Río Primero, se sumó al listado de regiones de Córdoba que están sufriendo el impacto de las fuertes lluvias ocurridas en las últimas semanas.

Según el presidente de la Sociedad Rural de Jesús María, Luis Picat, “tranquilamente hay unas 15 mil hectáreas con complicaciones”, teniendo en cuenta los campos que sufren anegamientos como aquellos a los que no se puede acceder por el pésimo estado de los caminos rurales.

Campos improductivos

En diálogo con Agrovoz, Picat señaló que la mayoría de los campos en esas zonas son ganaderos, pero quedan improductivos precisamente por la inaccesibilidad. “El problema es que no hay un canal o un río, sino que cuando rebalsa al norte, el agua viaja por los caminos internos que se transforman en ríos y queda estancada durante muchísimo tiempo, porque la zona es llana y no drena hacia ninguna parte”, explicó el dirigente.

Por eso, “los campos que no están inundados, lo mismo quedan aislados y los productores no pueden visitar los animales, por ejemplo”, añadió. Picat calcula que son al menos unos 20 establecimientos rurales los que tienen problemas.

Luis Taborda es productor y presidente del Consorcio Canalero que opera desde Nintes hacia el camino hasta Maquinista Gallini y Obispo Trejo, y agregó que otro problema es que la mayoría de los vados que hay en la zona desaparecieron por la fuerza de las correntadas, lo que hizo que no haya posibilidades de transitar por allí. 

Faltan obras

En este contexto, Picat y Taborda coincidieron es que el problema principal es la falta de obras viales en las redes secundarias y terciarias. Ambos remarcaron que desde la subsecretaría de Recursos Hídricos están trabajando con el máximo esfuerzo para llevar soluciones para el escurrimiento de las aguas, pero pidieron una tarea más cercana también de la Dirección Provincial de Vialidad. 

“Lo que pedimos es que Vialidad haga los trabajos necesarios en la zona para poder acceder, que básicamente significa poder hacer los caminos con terraplenes más altos”, mencionó Picat.