La universidad pública abre otros vínculos con el campo

En la nómina de articulación con el medio productivo, la FCA ya contabiliza unas 70 empresas e instituciones

Carlos Petroli

Cuando el año próximo la Casa de Trejo celebre el centenario de la reforma universitaria, las materias de formación orientadas al agro y una mayor articulación de la universidad con el complejo productivo no estarán en el lugar reservado para los convidados de piedra.

El rector Hugo Juri dio cuenta de ese foco cuando asistió esta semana a la puesta en funciones del ingeniero agrónomo Juan Marcelo Conrero en la Facultad de Ciencias Agropecuarias (por segundo mandato, para el período 2017-2020, pero ahora por primera vez en una elección por voto directo en la UNC).

Alianza estratégica

El denominado “Consorcio UBA-UNC en la sociedad del conocimiento”, rubricado en junio entre las Universidades Nacionales de Buenos Aires y de Córdoba, estableció dos áreas de trabajo prioritarias: una comprende al complejo agropecuario y la otra a las tecnologías de la información, que hoy cruzan a todos los sectores del conocimiento y de la actividad económica.

En ambos frentes, los emprendimientos conjuntos apuntarán a las demandas del siglo 21: oferta de cursos a distancia, carreras de grado y de postgrado; mapa de propuestas pedagógicas; agenda de proyectos de investigación. Y también promover la creación, incubación o aceleración de empresas de base tecnológica derivadas de las universidades.

En igual dirección, se buscará apoyar la formación y entrenamiento de emprendedores, proyectos de innovación colaborativos y se facilitará la búsqueda de recursos para financiarlos.

Como parte de los actos del centenario de la reforma universitaria de 1918, adelantó Juri, la UNC rubricará en Córdoba con las universidades latinoamericanas el acuerdo de reconocimientos mutuos de trayectos académicos, que dará validez en toda la región a las carreras y materias.

Perfil

Hijo de productores que combinan el tambo con agricultura y el trabajo de contratistas en la zona de Silvio Péllico, cerca de Villa María, y también agricultor, el ingeniero Conrero acaba de cosechar un éxito político.

Cuestionado por sectores kirchneristas y de izquierda dentro de la Universidad por promover vinculaciones con empresas (entre ellas el semillero Monsanto), obtuvo avales en las urnas y también fondos. En la nómina de articulación con el medio productivo, la FCA contabiliza unas 70 empresas e instituciones. La semana última, como parte del convenio con la Asociación Angus para mejora genética bovina con transferencia embrionaria, la Facultad debutó en la Rural de Palermo con un tercer premio para una ternera de la raza.

Conrero y su par de Ciencias Económicas, Jhon Boretto, fueron los mentores de la nueva gestión de Juri y sus ideas de transformación en la UNC. En los próximos tres años, la FCA aplicará 30 millones de pesos (asignados por igual para inversiones en las distintas facultades) para equipamiento y modernización del Campo Escuela, ubicado en Camino a Capilla de los Remedios. Se adquirirán maquinarias para las parcelas experimentales, se sumarán actividades relacionadas con piscicultura, porcinos, ovinos, equinos, y se construirá una residencia estudiantil.