“Es prioritario solucionar el ordenamiento del bosque nativo”

El nuevo titular del Consejo Provincial de Coninagro sostiene que el Gobierno de Córdoba debe encauzar el debate por la nueva ley de bosques. Asegura que el Estado debe aliviar la presión fiscal.

Alejandro Rollán

Integra la cuarta generación de productores agrícolas, todos ligados al cooperativismo. Con esa carta de presentación, Alejandro Buttiero se convirtió la semana pasada en el nuevo presidente del Consejo Provincia de Coninagro. Reemplaza a Marco Giraudo, quien asumirá funciones en la entidad nacional y como director en el Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores (Renatre).

Con el objetivo de continuar la línea de acción gremial que venía desarrollando la entidad cooperativa, Buttiero asegura que la prioridad es acordar un marco para el ordenamiento territorial del bosque nativo. “La solución la tiene que dar el Estado, siempre en el ámbito del mayor consenso entre los actores”, aseguró el dirigente en diálogo con Agrovoz .

Productor de Oliva (de la misma localidad del departamento Tercero Arriba de donde es oriundo el titular de Cartez, Gabriel Deraedemaeker), Buttiero comenzó a militar dentro del movimiento cooperativo en 2003, dentro de la juventud agraria. “Con el paso del tiempo, y a partir de la capacitación con cursos para futuros dirigentes, pasé a integrar el consejo de administración de la Cooperativa Federación Limitada de Oliva, de la que en la actualidad soy síndico titular. En 2011, luego de los sucesos de la Resolución 125, me permiten en la cooperativa representarlos dentro de Coninagro”, detalló el dirigente.

–¿Cómo fueron sus comienzos en el consejo provincial de Coninagro?

–Hicimos el debut con la emergencia agropecuaria en la provincia por sequía, en el verano de 2012, con reuniones en el Ministerio de Agricultura y con la Comisión de Enlace Provincial. Hoy, luego de cuatro años, el destino quiso que ocupe el cargo máximo de la entidad en la provincia. Soy cuarta generación de agricultores, en una zona con muy buena calidad de suelos y un adecuado régimen de lluvias. Mis abuelos fueron fundadores de cooperativas y soy un férreo defensor del sistema cooperativo.

–Como integrantes del movimiento cooperativo, ¿qué opina de la situación de Sancor?

–Es un escenario delicado. Si bien no soy productor lechero, desde la representación gremial debemos contribuir para evitar la pérdida de más productores. Lo mismo que está sucediendo con muchas economías regionales, como los yerbateros en el norte del país, por ejemplo. Tenemos que encontrar una solución.

–¿Cómo ve la realidad del productor en la provincia?

–Me preocupa el diagnóstico. El productor afronta hoy una fuerte presión fiscal, las retenciones siguen siendo altas y su efecto se agrava por la volatilidad de los precios. Eso complica al productor pequeño y, en especial, al que está endeudado. El valor de los arrendamientos es también un costo que impacta en la estructura de los productores, lo que favorece la concentración y deja de lado al pequeño productor, que no puede competir. Este año, como ocurrió en el anterior, la cosecha será buena, aunque sin los rendimientos de la pasada. En definitiva, los costos cada vez son mayores y eso dificulta la actividad.

–¿Cuál va a ser la estrategia gremial de Coninagro en la provincia?

–Coninagro seguirá trabajando con la misma política y metodología que lo venía haciendo. Seguiremos trabajando con la Comisión de Enlace, donde hay buenos equipos de trabajo. También a disposición de los ministerios vinculados al sector y al Gobierno.

–¿Cuál es su visión respecto de la futura ley de bosques?

–Es prioritario solucionar el ordenamiento del bosque nativo en la provincia. La solución la tiene que dar el Estado, siempre en el ámbito del mayor consenso entre los actores. En ese aspecto, comparto las palabras de Marco Giraudo, el anterior presidente de Coninagro Córdoba cuando dijo: ‘el que hizo el lío, que lo acomode’. La Comisión de Enlace Provincial presentó su proyecto y nunca tuvo la oportunidad de ponerlo a consideración para su análisis. Mientras no se busquen los consensos entre todos los actores y siga pasando el tiempo, no habrá solución. Es entendible que haya gente que no está en el sector con reparos a la ley de bosques, pero hay que informarla con fundamentos técnicos. Debemos llegar al consenso entre todos los actores para que se pueda producir conservando el monte nativo.