En el sur cordobés, 7ª inundación en 16 años

La comunidad del departamento Roque Sáenz Peña convocó para hoy en Laboulaye a una “asamblea ciudadana regional” para reclamar medidas y obras de infraestructura a las provincias y a la Nación.

Redacción LAVOZ

La comunidad del departamento Roque Sáenz Peña, en el sur provincial, –en la que confluyen productores del agro, el comercio, la industria, los servicios, maestros, sindicatos y fuerzas–, convocó a una “asamblea ciudadana regional” para tratar el efecto de las inundaciones en la región y reclamar medidas socioeconómicas y obras de infraestructura a las autoridades nacionales y del Gobierno provincial. El encuentro fue programado para hoy a las 12, en el acceso a Laboulaye desde la ruta nacional 7.

Panorama

La región sufre la séptima inundación en 16 años. Pero, esta vez, es diferente. El agua llegó para quedarse y el escenario es devastador, menciona un informe distribuido por Prascor (productores autoconvocados del sur de Córdoba), el Centro Comercial y de Servicios, la filial de la Federación Agraria y la Sociedad Rural de Laboulaye.

Localidades

Según ese informe, en la cuenca de La Picasa y aledaños hay más de 1.500.000 de hectáreas afectadas, que significan cuantiosas pérdidas de producción. Las zonas afectadas involucran al sector rural de las localidades de Laboulaye, Melo, Serrano, Villa Rossi, Buchardo, Salguero, Rosales, Leguizamón, Pueblo Italiano, Viamonte, La Cesira, Canals, Jovita, Pincen, Italó, Huinca Renancó, Villa Huidobro, Del Campillo y Mataldi, en la provincia de 
Córdoba.

A estas se le suman Rufino, Aron Castellanos, Cañada Seca, entre otras, en la provincia de Santa Fe; y Charlone, General Villegas, Bunge, Piedritas y otras, en la provincia de Buenos Aires. Todas afectadas por las deficiencias de las cuencas de La Picasa y el río Quinto, “absolutamente desbordadas por la falta de infraestructura”. Solo en el departamento Roque Sáenz Peña, con la red vial rural primaria y secundaria bajo agua, más de 15 tambos cerraron; se están perdiendo 75.000 litros de leche diarios.

Riesgo ganadero

Se suma un altísimo riesgo sanitario en la ganadería, ante la imposibilidad de cumplir en tiempo y forma con las campañas de vacunación indicadas por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa).

También se menciona que hay escuelas rurales cerradas, decenas de chicos sin poder ir a clases. “Las consecuencias económicas y sociales afectarán a todos: disminución del consumo y estancamiento del comercio, deterioro industrial, desempleo, desarraigo y expulsión de jóvenes y familias a grandes centros urbanos con todas sus implicancias, alto riesgo sanitario en los sectores carentes de cloacas y agua corriente, entre otras. Especular con que esto se va a solucionar cuando deje de llover, es subestimar a la población y condenarla a la decadencia. Las consecuencias son a largo plazo”, advierten.

Las entidades cuestionan “la indiferencia y la falta de respuesta” de las autoridades provinciales en Córdoba, Buenos Aires y Santa Fe y del Gobierno nacional. “Nos vemos obligados a elevar este reclamo; no hay más lugar para medidas paliativas pensando en que el agua va a bajar. Se exigen soluciones de fondo”, señala la declaración.