El agua no reconoce límites políticos, pero trae divisiones

Productores santafesinos señalan graves errores técnicos en el canal San Antonio.

Carlos Petroli
El agua y la inundación de áreas agropecuarias no reconocen límites políticos, suele advertir el ministro de Agricultura de la Provincia Sergio Busso para describir el impacto de las grandes lluvias y los excedentes hídricos que se suceden sobre el principal territorio agrícola del país.
 
El Gobierno provincial lanzó en los últimos días uno de los programas –el de Buenas Prácticas Agropecuarias– que busca sumar soluciones de orden sistémico en materia de rotaciones de cultivos, diversificación y manejo de suelos y aguas. 
 
Sin embargo, de uno y otro lado de las fronteras provinciales, los productores están dando claras señales de los desacuerdos, las alertas y la incertidumbre sobre cómo se pondrá en caja el sistema de aquí hacia adelante, en particular con la ingeniería hídrica de alcance interprovincial.
 
La semana anterior, la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias Regional Córdoba (donde se alinean Cartez, la Federación Agraria, Sociedad Rural Argentina y Coninagro) pidieron que la Nación lleve adelante una suerte de arbitraje, y apuntaron al lado santafesino, desde donde hay objeciones para determinadas obras de saneamiento de cuencas hídricas.
 
El canal San Antonio es uno de los emprendimientos que está entre los tira y afloja, al menos desde la óptica de productores de Carsfe, la confederación santafesina hermana de Cartez en CRA.
Mientras las entidades cordobesas dijeron defender y propiciar las buenas prácticas agropecuarias y los trabajos de disminución de escurrimientos intraprediales, instaron a la vez al Gobierno de Córdoba a concretar “en tiempo y forma” los trabajos acordados y prometidos en cada una de las reuniones del Consejo Provincial de Gestión Integrada de Cuencas y Conservación de Recursos Naturales”.
 
Desde el lado santafesino, Ángel Borrello, coordinador de la Comisión Hídrica y Vial de Carsfe, informó a Agrovoz que en el último consejo de Confederaciones Rurales Argentinas en Buenos Aires, quedó acordado con Cartez solicitar al Gobierno nacional que convoque de manera urgente a los responsables del área hídrica de las provincias y de la Nación, junto a las entidades gremiales de productores, a elaborar un plan director, con el objeto de terminar con los malos entendidos.
 
En Cartez reconocen que quedó acordado que la central que cobija a ambas entidades regionales (CRA) se encargaría de pedir una reunión para abordar el tema entre ambas jurisdicciones y la Nación.
 
Según el representante de Carsfe, la ejecución del lado cordobés de obras en el canal San Antonio no tiene correlato en la provincia de Santa Fe (cuenca del río Carcarañá) y que, para que resulte útil para todos los afectados, deben resolverse primero los problemas desde aguas abajo. En segundo lugar, contemplar la magnitud del área y caudal de los aportes desde el lado cordobés al canal San Antonio y, como tercer punto, los reservorios retardadores en los orígenes de los afluentes. Según los santafesinos, ninguno de estos aspectos han sido considerados de manera integral.