Javier Buján: "La demanda de China va a seguir muy activa"

El analista de mercados y presidente de la Cámara Árbitral de Cereales de Buenos Aires dio sus previsiones para el mercado en la jornada Soja Sustentable.

Redacción Agrovoz

Más allá de los fundamentos propios que tiene el mercado de granos, vinculados con la oferta y la demanda, hay otros factores que inciden en su composición. Por ejemplo el clima en Estados Unidos, el principal mercado de referencia a nivel mundial. Y más en estos momentos, cuando se está definiendo la producción.

“Si el clima es cálido y seco, los fundamentos son de suba para los precios de la soja”, observó el analista de mercado Javier   Buján.

El también corredor de granos tuvo a su cargo, durante la 14ª Jornada Soja con Sustentabilidad, la exposición de la perspectiva de precios para la soja, desde la visión argentina. 

Según Buján, la soja tiene aún chances de recuperar su condición actual, que es crítica en algunas zonas productivas del país del norte. “No así el maíz, que ya está jugado y dañado”, precisó.

“La soja se puede recuperar, con lo que la cosecha podría ser similar a la del ciclo pasado”, pronosticó.

Posición de los fondos

Los fondos especulativos conforman otro de los factores que por estos días inciden en la formación de precios. Su posición vendida respecto de la oleaginosa en el Mercado de Chicago daría margen para que, en algún momento, las cotizaciones suban.

“La liquidación de la posición por parte de los fondos es otro fundamento alcista” para la soja, sostuvo Buján.

Mientras tanto, el escenario actual no muestra demasiadas cartas y se mantiene sin grandes sobresaltos. “Desde octubre de 2015 hasta ahora, la soja ha promediado 357 dólares por tonelada, cifra igual a la actual”, comparó. 

En el corto plazo, el mercado seguirá monitoreando qué pasa con el clima. “Cualquier pronóstico medianamente bueno puede provocar bajas importantes”, advirtió.

Opciones

Recomendó a los productores aprovechar el mercado, “vender tanto en disponible como en forward”, e incursionar en los mercados de futuros, “que tienen un variado menú de cobertura como para capturar posibles subas”. Además de mirar el mercado financiero, como opción de portafolio contra ventas disponibles.

La comercialización mundial seguirá teniendo a China como el principal demandante del grano. Un destino que lejos de mantener su interés por la oleaginosa lo acrecienta.

“(China) va a seguir muy activa, más en poroto que aceite y harina. Estimo que van a comprar entre dos y tres millones de toneladas más que lo que prevé el Usda”, sostuvo el analista. Si se cumple este pronóstico, China compraría en el próximo ciclo más de 94 millones de toneladas.

La mirada de Buján se complementó durante la jornada con la visión estadounidense, realizada por David Merger, consejero agrícola de la Embajada de los Estados Unidos en Argentina.