Gestión empresarial y modelos asociativos para el norte cordobés

La Sociedad Rural de Jesús María se convirtió en una plaza ganadera de referencia y apunta al desarrollo regional.

Redacción Agrovoz

Participación, valor agregado, asociativismo, conocimiento, ambiente, herramientas de gestión, oportunidades. Varias de estas ideas fuerza para el desarrollo regional marcaron la participación de la Sociedad Rural de Jesús María en la Segunda Jornada Córdoba Ganadera.

En su exposición, Luis Picat, presidente de la entidad, abordó los contenidos económicos, sociales y de promoción humana en los que esta Rural hace foco en el norte cordobés.

“Nosotros representamos a un norte olvidado, cuyas necesidades básicas insatisfechas duplican y hasta triplican los promedios del centro y sur de la provincia”, expresó. En un paralelo con la actividad ganadera, Picat aseveró que de las 600.000 cabezas de bovinos que están bajo el programa de vacunación en la región, el 75 por ciento se encuentra en manos de productores con menos de 100 vacas.

Frente a este panorama, destacó el trabajo en red que la SRJM lleva adelante con el Ejecutivo provincial en materia de sanidad animal (campañas antiaftosa, medidas preventivas contra la garrapata) y en proyectos de infraestructura (obras viales, hidrográficas y tendido eléctrico).

Capacitación

Como institución intermedia que actúa en la comunidad, la 
Rural de Jesús María, destacó Picat, propicia la capacitación, la participación y la discusión en diferentes temáticas, como las Buenas Prácticas Agropecuarias y la Ley de Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos.

“Buscamos brindar herramientas de capacitación y de administración con el propósito de que el productor lleve adelante una gestión empresarial”, acotó.

Modelo productivo

“El norte de Córdoba tiene oportunidades”, dijo Picat, y una de las vías para reposicionarse es aprovechando el grano en origen (alrededor de dos millones de toneladas de maíz y 2,2 millones de toneladas de soja) a partir de su transformación en carne bovina o porcina (valor agregado), dado que entre el 25 y el 30 de la producción agrícola es absorbida por costos de flete. “Es hora de que empecemos a pensar a mediano y largo plazo, apostando por un esquema mixto que brinde mayor sustentabilidad al negocio”, alegó.

Siguiendo con esa línea, añadió que los bancos oficiales están ofreciendo herramientas financieras, a modo de acompañar la recría y el regreso progresivo al novillo. Sin embargo, aclaró que para que estas oportunidades sean aprovechadas cabalmente, es imprescindible contar con un mercado de futuros, que aporte cierto nivel de previsibilidad a los sistemas productivos.

Plaza ganadera

Mediante una alianza estratégica con una firma consignataria, la SRJM se posicionó como un mercado ganadero de referencia; este año llegaría a unas 80 mil cabezas concentradas, contando las ventas de consumo, invernada y reproductores (este último un canal para la mejora genética en los planteos de cría). “Y los productores están cobrando de contado”, aclaró Picat.

El dirigente recomendó a los productores ingresar a la plataforma digital que la SRJM lanzó el año pasado, con estadísticas actualizadas de los remates semanales (http://rural.tridim.com.ar/). “Esta herramienta les servirá para armar presupuestos y tomar decisiones”, concluyó.