Tiempo loco: tras las heladas, hay trigos cordobeses afectados por el calor

Según la Bolsa de Comercio de Rosario, las altas temperaturas de las últimas jornadas están provocando “adelantamiento de etapas” en algunos cuadros del sudeste provincial.

Redacción Agrovoz

Con el paso de los días, los técnicos y productores del sudeste cordobés han comenzado a sentirse aliviados, ya que los daños que se observaron durante las fuertes heladas de julio, cuando la mínima en Córdoba llegó a -10,2°C y a -9,4°C, no serían tan graves.

Cabe recordar que esa ola polar afectó a una de cada cuatro hectáreas sembradas con trigo en Córdoba y dejó cultivos “negros” en los departamentos Marcos Juárez y Unión, además de suponer un mayor riesgo de ataques de malezas.

Sin embargo, según la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), ha asomado ahora un nuevo contrincante: las altas temperaturas.

Técnicos de la Bolsa de Cereales de Córdoba y el Inta Marcos Juárez ya habían advertido que la amplitud térmica era un gran problema para el desarrollo de los cultivos, y ahora la entidad rosarina mencionó en su informe semanal para la zona núcleo que en Córdoba se está viendo el efecto de “adelantamiento” de etapas. 

Panorama

“Aunque todavía está fresco el recuerdo de la fuerte irrupción polar que hace tres semanas dejó temperaturas extremas bajo cero grado y graves daños en los trigos, ahora la preocupación pasa por las elevadas marcas térmicas. Sacando esa semana, no hubo frío, situación que se ve en las marcas de las medias de las temperaturas que han quedado por encima de los valores históricos para julio”, indicó la BCR. 

Y añadió: “Desde entonces, la tasa de desarrollo del cereal, que copia la curva de crecimiento de las temperaturas, adelanta etapas.  En Córdoba, los trigos hace una semana que ya dejan notar el primer entrenudo, fase que normalmente debería advertirse recién a partir de la semana que viene.  Este fenómeno térmico acorta la etapa de macollaje, limitando a los trigos a unos pocos tallos. El efecto, luego se nota en menor cantidad de espigas por planta, un componente esencial del rinde”.

Optimismo

De todos modos, el reporte elaborado desde Rosario rescató que subió la condición de los cuadros en la región núcleo, con un 50 por ciento de los lotes en muy buenas condiciones. “Los ciclos más largos, los sembrados temprano, están en mejores condiciones que los cortos, sembrados tarde”, precisó la BCR.

El Panorama Agrícola Semanal (PAS) de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires coincidió: ubicó al 97 por ciento de los lotes de trigo sembrados en el país y ya emergidos en condición buena (74%), normal (16%) y excelente (7%).

En cambio, sólo tres por ciento se encuentra bajo condición regular producto de una menor oferta hídrica en el perfil, a lo que se suman 100 mil hectáreas que restan por incorporarse en el sur bonaerense, donde se registraron nuevas precipitaciones que agravaron la condición de humedad en aquellos lotes más afectados por los excesos hídricos.