Soja récord: ¿se superan este año los 93 quintales?

En los establecimientos La Toma y San Carlos, cerca de Río Primero, Don Mario mostró su programa de investigación y lotes de producción de semillas.

Carlos Petroli

Con la participación de productores y asesores, el semillero Don Mario concretó este viernes una jornada de "puertas adentro" para mostrar la "cocina" de las variedades que están en proceso de mejoramiento y selección en el establecimiento La Toma, de la Universidad Católica de Córdoba, y en el establecimiento San Carlos, ambos en la zona de Río Primero, en el norte de Córdoba.

Durante la recorrida, Agrovoz consultó a Obdulio San Martín, director de Negocios para Latinoamérica Sur del semillero, en torno de la perspectiva de la cosecha de soja en la región y el horizonte de lograr en este campaña nuevas marcas en los techos de rendimiento para el cultivo.

Obdulio San Martín y otros referentes del programa de investigación en soja de Don Mario Semillas. (La Voz)

Altos rendimientos

"Nos parece que va a haber una buena cosecha a nivel de Sudamérica; Paraguay ya tuvo una muy buena cosecha, con rindes impresionantes. Uruguay está concretando en un 80 por ciento lo que va a ser una buena cosecha y la Argentina también", relató.

"Salvo algunas excepciones, donde faltó un poco el agua últimamente, en general tenemos buenos rendimientos. En Don Mario tenemos localidades que el año pasado a nivel de ensayos superaron los nueve mil kilos de soja por hectárea y llegaron a los 9.300 kilos", precisó San Martín quien, no obstante, analizó los resultados desde las brechas de rendimiento y los factores de manejo y de orden económico que han incidido como factores.

Brechas y manejo

Recordó que el promedio de productividad a nivel nacional se ubica en los 3.000 kilos por hectárea y los mejores planteos alcanzan a los 4.500 kilos. "Cuando esto se mira desde la genética, hay que decir que la genética está; entonces hay que empezar a pensar cómo capitalizar esa genética. Y esto pasa mucho por el manejo, la estructura del suelo, química, física, la reposición de fósforo. En general vemos que nuestros suelos se han ido convirtiendo cada vez más deficitarios en fósforo. Luego hay que observar la distancia entre hileras, densidades, el uso de fungicidas para frenar enfermedades", detalló San Martín.

Para el director de Negocios de Don Mario "hay una gran brecha en lo que hace a la fertilidad física y estructural del suelo. Hay mucho para trabajar; veníamos de años en los que era imposible hacerlo porque el productor que hacía una rotación y una fertilización se fundía. Entonces era soja sobre soja", recordó.

Líneas de mejoramiento

Eduardo Irusta, responsable de mejoramiento de grupos medios de sojas de la compañía, mostró las microparcelas donde se evalúan cerca de ocho mil variedades no transgénicas precomerciales, no RR, en las que se evalúan rendimiento, adaptación, variabilidad e intercambió opiniones con los participantes. 

Eduardo Irusta, responsable de mejoramiento de grupos medios de soja de Don Mario, en el establecimiento La Toma. (La Voz).

La estrategia de Don Mario es lograr con estas variedades el mejor germoplasma, una amplia base genética para luego combinarlas con los eventos biotecnológicos (Intacta, Enlist, Xtend) con tolerancia a paquetes de herbicidas y resistencia a insectos.

Laboratorio con marcadores

Para acelerar todos estos procesos, Don Mario invirtió en un laboratorio en Brasil, que trabaja con marcadores moleculares y hacia donde viajan todas las líneas o genotipos para su análisis. 

Allí se reciben alrededor de 2,5 millones de muestras por campaña. Luego esos individuos son enviados a los ensayos a campo para plasmar los mejores resultados que nacen de esta "maquinaria del mejoramiento" que opera el semillero argentino.