Agrovoz

Gratis
Instalar app

Sin trabas, el PBI de la cadena triguera se duplica

Para este ciclo, se espera un nuevo crecimiento productivo que significa más ingresos para toda la cadena y para el fisco.

Redacción Agrovoz

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires realizó este miércoles la Jornada Lanzamiento de la Campaña Fina 2017/18, en la que proyectó un crecimiento de la siembra y la producción triguera nacional, que significarán un mayor aporte económico de la cadena.

En concreto, de confirmarse estas expectativas, desde que el trigo ya no tiene trabas, como retenciones o ROEs, su producto bruto habrá crecido 120 por ciento.

Más producción

La presentación de las estimaciones de la cosecha fina fue realizada por los integrantes del equipo de profesionales de la Bolsa de Cereales: el economista jefe, Agustín Tejeda; la analista del Departamento de Investigación y Prospectiva Tecnológica, Sofía Gayo; y el jefe de Estimaciones Agrícolas, Esteban Copati.

Copati puntualizó que el área de trigo crecería 7,8 por ciento, de 5,1 millones a 5,5 millones de hectáras, mientras que la de cebada bajaría de 850 mil a 800 mil hectáreas. 

De esta manera, la producción de trigo alcanzaría 17,5 millones de toneladas, mejorando las 16,3 millones de la cosecha anterior; mientras que la cebada mantendría valores similares: 2,9 millones de toneladas frente a las tres millones logradas en la previa. 

Factores

Para Copati, esto se explica por una mejora en la relación insumo/producto, perspectivas climáticas favorables, y una mayor incorporación de tecnología que potenciarán el área y los rendimientos. 

Tejeda amplió que también hay una mejora en los incentivos, debido a mejores márgenes derivados del cambio en el esquema normativo que discriminaba a los productores trigueros; aun cuando el mercado internacional presenta señales de sobreoferta, lo que significa un desafío creciente para Argentina, para colocar el excedente de exportaciones.

Derrame

Por otra parte, Tejeda estimó que, en la cosecha pasada, el valor agregado de la cadena del trigo se duplicó, y en esta campaña crecería un 10 por ciento más; es decir, un 120 por ciento acumulado en dos ejercicios.

A valores reales, si se cumplen los supuestos productivos de crecimiento de área y producción, el PBI triguero se incrementaría en 1.623 millones de dólares.

“En sólo dos campañas esta cadena duplicaría su participación en el PBI nacional, demostrando la alta capacidad de respuesta y el efecto multiplicador que tienen las decisiones adoptadas por sus actores cuando el escenario les presenta condiciones favorables”, puntualizó el economista.

Para el fisco, sería también una buena noticia: se generaría un aumento de la recaudación fiscal del 27 por ciento, aún con eliminación de los derechos de exportación, que se vio más que compensada por el incremento de la actividad y la recaudación vía otros impuestos.