Sin la compañía del maíz, la soja inicia su carrera bajista

Un agosto llovedor y un septiembre aceptable para la soja en Estados Unidos, pueden traer una baja adicional de 30 dólares.

Pablo Adreani

Esta semana hubo un cambio sustancial en el patrón climático en Estados Unidos. Luego de meses en que los pronósticos de corto a mediano plazo anunciaban elevadas temperaturas y bajas precipitaciones, entramos ahora en pronósticos climáticos totalmente opuestos.

La evolución del mapa de monitor de sequía, que seguimos semanalmente, muestra como la sequía se extendió de las altas planicies, en Dakota del Norte y Dakota del Sur, Nebraska y Kansas, hasta el midwest , afectando los estados de Iowa y Missouri principales estados productores de soja y de maíz de los Estados Unidos.

Las previsiones a 6 y 10 días y a 8 y 14 días indican temperaturas por debajo de lo normal y lluvias por arriba de lo normal, en todo el midwest hasta los estados del sur; salvo las planicies que continua con el patrón de seca.

Fue en las planicies donde se perdió más del 70 por ciento de la producción de trigo duro de primavera y también algo de soja y de maíz. En este último caso, si bien las planicies no se consideran fuertes productoras, las Dakotas tienen ocho por ciento y Nebraska el 12 por ciento de maíz. En este sentido, las pérdidas del maíz ya se consideran que son irreversibles.

Efecto en los precios

El impacto en el mercado: Chicago sigue consolidando la baja en el precio de la soja principalmente. Le hace más caso a los pronósticos de corto plazo, con más lluvias y temperaturas más bajas, que a la evolución del patrón climático que muestran los mapas de monitor de sequía.

En cambio la tendencia de los precios del maíz se mantiene sostenida a firme para los futuros largos. Sucede que las pérdidas de maíz ocurrieron durante todo julio, cuando se produce la floración y polinización de los cultivos y ya se consideran irreversibles

La soja, en cambio, se define en agosto, y en este sentido está recibiendo la buena noticia del cambio del patrón climático y la posibilidad de una fuerte recuperación de los cultivos. Ahora los farmers pueden aspirar a una nueva cosecha récord de soja: 120 millones de toneladas. De suceder, entramos en un nuevo tobogán bajista para la soja. Todo comenzó el lunes pasado cuando la cerró con bajas de 12 dólares por tonelada en Chicago y siguió el jueves con bajas de cinco. La baja puede seguir si el patrón de lluvias se consolida en el medio oeste. ¿Hasta cuando puede seguir la baja? Difícil. Pero un agosto llovedor y un septiembre más amigable para el desarrollo normal de la cosecha puede llegar a provocar una baja de 30 dólares adicionales en el precio de la soja.

Hoy la soja mayo 2018 en el Termino de Buenos Aires (Matba) cotiza a 254 dólares. De continuar la baja en Chicago podremos ver la soja nueva en la Argentina en el rango de entre 225 a 230 dólares. Por supuesto, sin que no haya ningún problema climático en el cinturón maicero en Estados Unidos.

El maíz, en cambio, muestra más síntomas de recuperación con respecto a los precios futuros. En Chicago, la posición mayo 2018 cotiza a 156 dólares, mientras que septiembre cotiza por debajo de los 144 dólares. Una suba acumulada de 12 dólares que puede llegar a impactar en forma positiva en los precios de maíz en Argentina. Es por este motivo que el maíz cosecha nueva en el Matba está cotizando para la posición abril 2018 a 151 dólares, contra un disponible que sufre la presión bajista de la cosecha de maíz tardío, que hoy cotiza a 137 dólares por tonelada.