El productor se desprendió del maíz y se reserva la soja

En la actual cosecha ingresaron al circuito comercial 1,62 millones de toneladas menos de soja que en 2016.

Pablo Adreani

Cuando comenzaba mis primeros pasos en el área comercial de una importante exportadora de granos multinacional, le preguntaba a mi jefe con varios años de experiencia en mercados, ¿por qué subieron los precios hoy? Y siempre me contestaba lo mismo: “porqué hay más compradores que vendedores”.

En otras palabras, la demanda supera a la oferta y en esto tiene que ver el clima y su impacto en la evolución de la cosecha. Desde hace varios años que, por uno u otro motivo, el precio de la soja disponible sube en plena cosecha. Pasó en abril de 2016, cuando la soja disponible acumuló subas de 35 dólares al atrasarse la cosecha por las excesivas lluvias, perdida de producción y mermas por calidad. 

Y este año no es la excepción, recordemos que en marzo la soja mayo cotizaba a 260 dólares, luego comenzó con un rally bajista hasta llegar a los 220, en busca de los 200 dólares. Cuando nuevamente aparecieron las lluvias de abril que impactaron y distorsionaron el normal ingreso de la cosecha al circuito comercial. Otra forma de ver cómo se ha reducido la oferta es analizar en forma indirecta cuál ha sido el ingreso diario de camiones de soja a los puertos de Upriver.

De acuerdo con el informe publicado por la Bolsa de Comercio de Rosario, el ingreso al 17 de mayo totalizaba 1.893 camiones de soja, 35 por ciento menos que durante la semana previa anterior (2,902 camiones) y 16 por ciento por debajo al ingreso en igual fecha del año pasado (2,241 camiones). No hay dudas de que en ambos casos el factor climático, excesivas lluvias en los meses de abril, ha tenido un impacto directo en el avance de la cosecha y en el atraso del ingreso de soja física al circuito comercial. Cuando las lluvias frenan y atrasan la cosecha, y los caminos impiden la salida de los granos del campo, el productor opta por almacenarla.

La soja como resguardo

De esta forma cambia el patrón de comercialización e ingreso de volumen de soja física al circuito comercial. Si analizamos el comparativo del ingreso de soja total acumulado año contra año, la situación es mucho más impactante. Justifica en cierta forma la firmeza que muestra el mercado de soja disponible. El acumulado de ingreso de camiones de soja en la campaña actual 2017 llega a 146.644 camiones que equivalen a 5,13 millones de toneladas, mientras que el ingreso acumulado a igual fecha del año anterior 2016 llegaba a 192.749 camiones, equivalentes a 6,75 millones de toneladas. Quiere decir que este año ingresaron al circuito comercial físico 1,62 millones de toneladas de soja menos que igual periodo del año anterior. 

No es sólo culpa del clima; aquí tenemos que incluir el factor “cambio de actitud del productor que está influyendo en un cambio sustancial en el patrón comercial”. Uno de los cambios más notables en la estrategia del productor es haber optado por la venta anticipada o forward de maíz en lugar de vender la soja. Por temas operativos y logísticos el productor prefiere sacarse de encima el maíz. Además, en precosecha resultaba ser más atractiva y rentable la venta anticipada de maíz que la soja. Hoy, con el diario del lunes, y en función de la firmeza que muestra el mercado de soja vemos que en esta oportunidad el productor no se equivocó. La decisión se debió más a un cuestión de lógica y supervivencia que a un análisis racional de los mercados. 

De haber vendido soja a 220 o 230 dólares implicaba para los productores tomar la pérdida de arranque en aquellos casos de zonas alejadas de los puertos o con rindes promedio por debajo de los obtenidos en zona núcleo. Hoy la soja ya cotiza a 250 dólares y este número mejora considerablemente los márgenes brutos de muchas zonas agrícolas del país.

La pregunta del millón, seguirá subiendo el precio de la soja. Todo indica que al menos en el corto plazo el mercado seguirá con tendencia sostenida a firme. Pues a pesar del avance de la cosecha, la demanda supera a la oferta; dicho de otro modo,“hay más compradores que vendedores”