Cuánto ganó y perdió un productor de soja de Córdoba este año

Los márgenes para la oleaginosa fueron positivos, pero muy inferiores a los de la campaña pasada.

Redacción Agrovoz

De la mano de menores rendimientos y de la caída de los precios, los productores que están terminando de cosechar la soja en Córdoba se están quedando con gusto a poco.

Según un informe agroeconómico de la Bolsa de Cereales de Córdoba, la oleaginosa volvió a arrojar márgenes positivos en esta campaña, pero a niveles mucho más bajos que los que había mostrado el ciclo 2015/16.

“La menor rentabilidad se explica por una caída en el rendimiento promedio del cultivo del nueve por ciento y la baja del siete por ciento en el precio disponible a cosecha que, en conjunto, significan una retracción de 133 dólares en los ingresos por hectárea”, resume el reporte de la entidad bursátil.

Números

En concreto, un planteo promedio que en la campaña pasada obtuvo 422 dólares por hectárea de margen bruto, este año pasó a 269 dólares; es decir, un descenso del 36 por ciento.

Descontados los gastos de estructura, los 326 dólares netos que quedaban de rentabilidad hace un año, cayeron 48 por ciento a 168 dólares en el actual ejercicio.

Del otro lado, los alquileres de campos no ajustaron si no que subieron cuatro por ciento, de 221 a 231 dólares por hectárea; lo que se tradujo en que el margen con arrendamiento se redujera 81 por ciento, de 201 a 38 dólares por hectárea.

De cualquier manera, desde la Bolsa destacaron que “medido en términos de valor absoluto, el resultado se encuentra en torno al promedio de las últimas 7 campañas. En los departamentos Tulumba y Santa María, el margen en campo alquilado fue negativo en un rango de 50 a 60 dólares por hectárea, principalmente por rendimientos que fueron sensiblemente menores a los de la campaña 2015/2016”.