Cuál es la cosechadora que funciona como un Fórmula 1

A través de la telemetría, que permite trasmitir online datos sobre el desempeño de la máquina en el campo, el productor puede corregir sus prestaciones. Mirá el video.

Alejandro Rollán

La tecnología que el automovilismo deportivo ha utilizado en los últimos 20 años para mejorar sus prestaciones en pista ha llegado también a la maquinaria agrícola.

Se trata de la telemetría, una herramienta que consiste en la trasmisión online de los datos sobre el funcionamiento de los vehículos, que pueden ser visualizados a través de una PC para su corrección.

Lo que este fin de semana utilizaron los 20 autos de Fórmula 1 en el Gran Premio de Azerbayián, donde los ingenieros en boxes recibían la información que proporcionaban los autos rodando en pista, también se vio hace unos días en Oncativo.

¿Cuál es el modelo?

Allí, la cosechadora Lexión 780 fabricada en Alemania por la empresa Claas trasmitió en vivo y en directo a una pantalla los resultados de cosecha de maíz y sus prestaciones. Fue durante la primera Experiencia de Cosecha organizada por Claas Argentina, sobre un lote de maíz KWS.

El complejo industrial de Claas en Oncativo, donde ser realizó la dinámica de cosecha. (Prensa Claas)

"A través de una pantalla gigante, durante la dinámica a campo los productores pudieron ver toda la información de telemetría que se vuelca en el monitor de las máquinas: índices de rendimiento, velocidad de avance, regulación del motor y consumo de combustible. De esta forma, se percibe en vivo y directo todas las ventajas que nos ofrecen estos sistemas", precisó Daniel Manelli, gerente de servicio técnico y responsable de la Academia de Claas en Oncativo. 

Prestaciones

¿Para qué sirve este tipo de tecnologías que ofrecen las cosechadoras? Para optimizar tiempos, costos y recursos. Como parte de esta estrategia, Claas ofrece la telemetría en toda la familia de sus cosechadoras Lexion, Tucano y las picadoras de forraje Jaguar, que se comercializan en el país.

La cosechadora Lexion 780 avanza sobre el lote de maíz, y al fondo una pantalla gigante muestra los datos. (Prensa Claas)

"El objetivo es que tanto el productor como el contratista puede, a partir de los datos, ajustar las prestaciones de la máquina", comentó José Suñe, del Área de Agricultura de Precisión de Claas Argentina.

La cosechadora cuenta con más de 200 sensores que generan datos cada 15 segundos y que se trasmiten cada cinco minutos a un sitio web. 

Lo que se busca con esta herramienta, según lo expresó Suñe, es que el productor pueda al final de cada jornada de trabajo repasar los datos recolectados y practicar los ajustes que le permitan ser más eficiente en su tarea. "A partir de los valores suministrados por el motor, la temperatura, el nivel de combustible utilizado, las pérdidas de granos y el nivel de capacidad en la tolva, entre otros, el productor puede replantear la estrategia de utilización de la cosechadora, con la mira puesta en reducir costos", explicó el técnico de la empresa alemana.