No es la Oncca, pero tiene cuatro patas y mueve la cola

Acodados en la tranquera// Después de criticar el “stand by” de la oficina comercial, Schiaritti fue el primero en saludar la medida oficial.

Redacción Agrovoz

–¿Qué se dice, camarada don Tecnológico, en los mentideros rurales, ahora que el Gobierno nacional le ha dado luz verde a la nueva oficina que se encargará, como heredera de la Oncca, del control comercial en el campo?

–Lo primero que le puedo citar, compañero don Productivo, es que hemos visto una de las primeras reacciones en la vereda de la industria frigorífica, donde hace un tiempo Miguel Schiaritti, de Ciccra, había advertido que la salida a la cancha de ese organismo estaba stand by porque, supuestamente, no se quería blanquear o controlar la evasión en la cadena de la carne, que calculó en unos 10.000 millones de pesos al año.

–¿Y ahora cuál sería la repercusión, después de haberse publicado hace unos días el decreto firmado por el presidente Mauricio Macri, que crea la Subsecretaría de Control Comercial Agropecuario, en la órbita del Ministerio de Agroindustria (reportará directamente al ministro Ricardo Buryaile) y estará dirigida por Marcelo Rossi, expresidente de la ex Oncca?

–Nobleza obliga, señor. En el editorial del informe económico mensual de la cadena de carnes, el mismísimo Schiaritti salió a reconocer y aplaudir la medida oficial. Como primer dato del informe, el directivo cárnico escribió de puño y letra lo siguiente: “Debemos festejar que, luego de 11 meses, el Gobierno nacional haya cumplido su promesa de recuperar para el Ministerio de Agroindustria las facultades de fiscalización de la cadena agropecuaria, creando la Subsecretaría de Control Comercial Agropecuario. Desde el sector cárnico tenemos enormes expectativas por la puesta en marcha del nuevo sistema impulsado por Marcelo Rossi y la Afip. Sistema consensuado con la Mesa de Carnes, en la que participamos la producción, la comercialización y la industria frigorífica”. Aunque Schiaritti no volvió a citar los números bastante gruesos de la supuesta evasión, dejó para la entrelínea que, a partir de ahora, quienes están fuera de regla tendrán que alinearse a competir sin hacer trampas.

–Póngale que así sea...

–La nueva subsecretaría tendrá la tarea de fiscalizar, ordenar y sancionar con poder de policía irregularidades en los mercados de granos y carnes. 

–Habrá que esperar los próximos pasos burocráticos de implementación de esta política de fiscalización y como se realinean los organismos específicos.

–Lo que se sabe es que, oficializada la nueva subsecretaría y con Rossi en el cargo, el Ministerio de Agroindustria implementará, en algunos casos en sociedad con la Administración Federal de Ingresos Públicos, medidas para el control comercial en el sector. En el caso de la carne, por ejemplo, se llevaría adelante la implementación de un sistema por el cual el animal que llega a un frigorífico o a un matarife-abastecedor para su faena quedará bloqueado hasta tanto se haga un pago a cuenta del IVA. Una vez concretado el tributo, la tropa queda habilitada para la faena. Por la misma cuerda, se establecería un sistema de “cajas negras” en los frigoríficos, que serviría para registrar el peso de faena por número de tropa de la hacienda.